LA OFERTA, CUANTO MÁS GRANDE MEJOR… ¿O NO?

Hace unos días hablando con un compañero de profesión, me confesó lo siguiente: “En una web cuanto menos información mejor. La gente se pierde. Es más en www.xxxxxx.com hay unos topos de ofertas de servicio así de grandes (gesto ampuloso con las manos) y los usuarios nos llaman al teléfono para saber el precio. Es que se lían y no ven nada”

¿No puede ser que nos liemos nosotros, los comunicadores? A ver: no siempre funciona una oferta con tipografía a 72/96 pixeles y fondo rojo.

Me explico.

Imagina que estás frente a una pared blanca donde hay dos hileras de cuadros de lado a lado. Unos son más grandes, otros más pequeños. Unos son figurativos y otros abstractos. Unos están pintados en tonos pastel y otros en colores muy chillones…

La pregunta es ¿Cuál de ellos captará antes la atención del espectador?


La atención responde mejor a las pequeñas diferencias que a los contrastes chocantes.”

La respuesta es… el que está ligeramente torcido. O el que deja un espacio entre cuadros distinto a los demás.

Es importante saber que la atención no siempre va ligada al color ni al tamaño. El ojo capta lo diferente y, a veces, basta girar la a foto, topo o texto para conseguir la atención que queremos.

Entonces, lo muy diferente capta más la atención ¿o no?

Pues no. Estableciendo leves diferencias visuales rompemos el “paisaje mental” de nuestro usuario. Si, por el contrario, apostamos por soluciones muy rupturistas (un giro de más de seis grados, un tamaño exageradamente grande, un elemento exageradamente separado…), nuestra percepción selectiva recompone el paisaje y rechaza ese elemento disonante.

La conclusión es clara: crea diferencias tipográficas, cromáticas, de tamaño o de posición no demasiado obvias y obtendrás atención.

Pero ¿qué debemos hacer con los colores?. En AccionaTuWeb no nos gustan los muestrarios. La variedad cromática debe ser simple, como el mensaje.

Normalmente limitamos la selección a entre dos y cuatro colores:

  • El principal o dominante­. Es el vehículo de los mensajes fuertes y relevantes. El que dirige la atención hacia zonas concretas de la página y orienta el orden de la lectura.
  • El resto son colores de acompañamiento y sirven para crear armonía visual, activar la recordación de marca o señalar mensajes secundarios pero importantes.

 

Así que la estrategia visual parte siempre de elegir “lo distinto” (el color dominante, un icono, una orientación, una situación) y diseñar el resto del mensaje en torno a eso.

Para construir nuestra paleta, solemos usar Paletton, una herramienta online que permite tener en un solo golpe de vista una idea de las combinaciones entre el color elegido y el resto.

paletton

 

Para terminar, el diseño cumple un papel fundamental: reforzar el grado de confianza del usuario. La calidad del diseño se convierte en calidad percibida del producto o servicio y, por tanto, tendremos mayor posibilidad de crear un mensaje accionable de verdad.

Foto cortesía de: static.pexels.com

Recommended Posts

Deja un comentario

También estamos en…
directMail_ssg2storytelling